¡El joven que transformó su idea en un Millón de dólares – Usando su Imaginación!

¿Alguna vez ya se preguntó porque algunas personas tienen geniales ideas y otras no?

La imaginación no es apenas para los grandes genios o grandes inventores. La diferencia está en la forma como estas personas usan su imaginación.

Todos nacemos con esta facultad. Algunas personas tienen su imaginación más desarrollada debido al constante uso y al conocimiento elevado de su subconsciente.

Pero, sepa que todos sin excepción podemos desarrollar esta capacidad...

Luego, te contaré la historia de Frank Gunsaulus, el joven que transformó su idea en un millón de dólares.

Continúa leyendo este artículo.

Veamos primero qué es la imaginación, y sus formas.

La imaginación

es el lugar donde se construyen ideas, pensamientos, imágenes, capaz de desarrollar todo lo que creamos.

La idea propiamente es algo de abstracto, que solo comenzará a ganar energía, cuando defina con precisión sus objetivos y aplicados a un plan.

Nuestra mente es capaz de transformar toda la información, con el propósito de materializar nuestra imaginación.

A lo largo de nuestra historia la imaginación ha servido al hombre para descubrir incontables conquistas. A pesar de estos hechos estamos lejos del límite de nuestras capacidades.

Albert Einstein decía: “La imaginación es más importante que el conocimiento, porque el conocimiento es limitado, en cuanto la imaginación circunda el mundo”

El hombre puede crear todo lo que imagina. La única diferencia que puede limitar la imaginación está en el desarrollo y en el uso de esa facultad.

La idea que se transformó en un millón de dólares

Ideas – Pensamientos

Veamos sus formas

En el contexto del libro de Napoleon Hill “Piense y hágase Rico”, menciona dos formas de imaginación:

  • Imaginación sintética

  • Imaginación creativa

Imaginación sintética

centra el conocimiento, la experiencia adquirida a lo largo de nuestra existencia. De modo a darle forma a las ideas hasta transformarlo en algo más claro, y concreto.

Esta facultad pone en práctica el conocimiento, tales como: conceptos, ideas que combinado con la experiencia y observación se obtendrá un resultado.

Por ejemplo un laboratorio de medicamentos usa su conocimiento, experiencia y observación, para elaborar pastillas u otros medicamentos.

Igualmente el sector automóvil ha usado esta facultad contribuyendo en los últimos 50 años para su evolución.

Siendo la imaginación sintética la más usada por la mayoría de los inventores. Según Napoleon Hill esta imaginación no crea nada.

Imaginación creativa

capta la intuición, inspiración, percepción, pudiendo estar en sintonía y comunicación con la mente de los otros.

Para que esta facultad funcione, es necesario que el consciente este motivado y estimulado por la emoción del fuerte deseo.

Es importante aprender a conocer el poder de tu imaginación en tu beneficio. Así desarrollarás una extrema perceptibilidad.

Los más notables en el mundo de los negocios, así como los grandes músicos, poetas, artistas, alcanzaron el éxito ciertamente porque aprendieron a usar esta capacidad.

La imaginación creativa se vuelve hábil en la medida en que usa esta facultad. Cuando su mente este abierta será capaz de captar inspiraciones, presentimientos.

Usando otra frase de Albert Eintein: 

La mente es como un paracaídas…Solo funciona si la tenemos abierta”.

La idea que se transformó en un millón de dólares

Creatividad

¡¿Cómo despertar tu imaginación?!

Las ideas, pensamientos, imágenes, etc., tienen el gran poder de despertar la imaginación, son estas facultades que irán a impulsar la imaginación.

La práctica constante de la imaginación, lo llevará consecuentemente a despertar y a estar más receptiva.

Por eso usa tu imaginación, cuanto más uso, más renovada, activada y fuerte se convertirá.

El uso de estas facultades con mayor frecuencia acabará por transformar tu imaginación más ágil, tal y cual lo hacemos en el gimnasio cuando queremos trabajar los músculos. Y esto se aplica tanto para la imaginación sintética como para la creativa.

Por eso “Usa y abusa tu imaginación”.  

Un mundo de Arte y Cultura

La idea que se trasformó un mllón de dólares

Suceso

La historia de Frank Gunsaulus y su sermón: “Million dollar sermon”

Esta es la historia de Frank Gunsaulus, un notable predicador, pastor, filósofo. Famoso por su sermón “Million dollar sermon”.

Frank Gunsaulus, era un estudiante universitario, en cuanto estudiante el descubrió que existían fallas en el sistema educativo y quería corregirlos. Entonces, decidió organizar una nueva universidad, donde pudiera poner en práctica sus ideas, sin restricciones de los métodos de la educación ortodoxa.

Necesitaba un millón de dólares para concretizar su proyecto. Pero no sabía dónde ni ¿Cómo conseguir el dinero? Conforme el tiempo avanza su idea se convierte en una obsesión.

Sabía que tener un objetivo bien definido era el punto de partida para comenzar. Sabía también que con un deseo fervoroso podría materializar su objetivo.

A pesar de estar consciente de estos conocimientos no sabía cómo actuar para recaudar el millón de dólares.

En una tarde de sábado, estaba sentado en su cuarto a pensar en una forma de conseguir el dinero para poner en práctica sus sueños. Entretanto tenía pasado casi dos años a pensar y estaba en el momento de pasar a la acción.

Entonces decidió en ese preciso momento, que iba a conseguir el millón de dólares en el plazo de una semana. ¿Cómo? No estaba preocupado con eso. Lo más importante era tomar la decisión de conseguir el dinero en un determinado espacio de tiempo, tuvo una rara sensación de confianza, algo que nunca había sentido antes. Algo dentro de él decía: ¿Por qué no tomaste esa decisión hace más tiempo? ¡El dinero estuvo esperándote todo este tiempo! Los hechos se precipitaron rápidamente. Llamó para los periódicos y anunció que en la mañana siguiente iba a predicar un sermón intitulado: ‘lo que yo haría con un millón de dólares’.

Se puso a trabajar en el sermón de inmediato, pero la tarea no fue difícil, pues ya estaba trabajando hace casi dos años.

Acabó de escribir el sermón antes de la media-noche. Se durmió con un fuerte sentimiento de confianza. En la mañana siguiente leyó su sermón y pidió para que este, despertara la atención de alguien que pudiera proporcionar el dinero necesario.

Con el entusiasmo se olvidó del sermón en casa y solo se dio cuenta cuando estaba listo a leerlo. De manera que no regresó a casa, pero su subconsciente le dio lo que necesitaba.

Cuando se levantó para comenzar su sermón cerró los ojos y habló de sus sueños con el corazón en las manos. El creyera que no habló apenas para su asistencia, pero también para Dios. Dijo lo que él haría con el millón de dólares, caso tal suma le fuera dada. Describió su proyecto para crear una gran institución educativa, donde los jóvenes pudieran aprender cosas prácticas y simultáneamente desarrollar sus mentes.

Cuando acabó y se sentó vio a un hombre dirigirse hasta él, le extendió la mano y dijo: “Reverendo, me gustó su sermón. Creo que puede hacer todo lo que dice que haría si tuviera el millón de dólares. Y para probar que creo en usted y en su sermón, venga a mi oficina mañana en la mañana, y le daré el millón de dólares. Me llamo Philip D. Armour”.

Gunsaulus fue hasta su oficina de Armour y este le entregó el millón de dólares. Con ese dinero, fundó el Armour Institute of Technology, hoy conocido como Illinois Institute of Technology.

El millón de dólares que lanzó el Armour Institute surgió a partir de una idea. Por detrás de esa idea, estaba el deseo que el joven Gunsaulus tenía alimentado en su mente durante casi dos años.

Fíjate en un aspecto importante: el recibió el dinero treinta y seis horas después de haber decidido de forma definitiva que lo iba a conseguir y de haber elaborado un plan concreto.

Fíjate también que no había nada de diferente en el hecho de Gunsaulus pensar en tener el millón de dólares y en su esperanza de lo conseguir. Pero había algo de único y de diferente en la decisión que tomó en el sábado, cuando puso la incerteza hacia atrás de la espalda y dijo claramente: “Voy a conseguir ese dinero en el plazo de una semana”.

Conclusión

Esta es la prueba del proverbio: “Querer es poder”.

Cualquiera que sea tu idea, no desistas, perseverante, cree fielmente y trabaja para conseguir lo que tanto quieres.

Recuerda, que una idea te podrá llevar a la victoria.

Imagen:www.pixabay.com

Si te gustó el artículo compártelo y haz clic en el FB, así estarás ayudando a más personas que puedan estar interesadas en esta información y me estarás incentivando a continuar escribiendo.

Haz un comentario o deja tu opinión. ¡Gracias!

The following two tabs change content below.
Indira Alva

Indira Alva

Este proyecto surgió cuando estaba buscando una fuente de ingreso extra, quería hacer algo diferente y por internet. Encontré varias formas de hacerlo, pero lo que me motivó a crear este blog, es que haciendo lo que más te gusta junto con el deseo y la pasión lo puedes concretizar. Por eso decidí compartir contigo, todo lo que estoy aprendiendo. No soy bloguera ni tampo problogger, soy apenas una persona que quiere concretizar su sueño y que te puede ayudar a concretizar el tuyo también.

2 thoughts on “¡El joven que transformó su idea en un Millón de dólares – Usando su Imaginación!

  1. Yo también tengo muchas ideas, pero claro cada uno tiene diferentes oportunidades , la de este caso es una de ellas .El mayor problema suele ser el económico luego le seguiría el de tener contactos aunque no es muy importante como el económico.Yo sigo persistiendo en mis proyectos a pesar de todo.Lo bueno sería formar un equipo para materializar la idea y proyecto. Podéis visitar Ideas4all esta muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *